¿Podemos vender o transmitir bienes muebles e inmuebles por medio de blockchain?

La respuesta es sí. A esta altura muchos conocemos los grandes beneficios que tiene la aplicación de Blockchain para las empresas. Integridad de la información, ausencia de autoridad central, trazabilidad o sellado de tiempo son algunos de los principales. Sin embargo, a pocos se nos hace familiar el concepto de Tokenización o Venta de Muebles e Inmuebles por medio de Blockchain.

Si te interesa conocer que es y las ventajas que tiene sigue leyendo para saber la forma correcta de hacerlo y evitar problemas legales. No es oro toda la información que reluce.

1.- ¿Qué es la Tokenización o Blockchenización?

Un token es una “ficha”, la representación digital de un derecho.

La tokenizacion o blockchenización consiste en representar digitalmente determinados derechos reales sobre un activo físico que se encuentra offline (un inmueble, una obra de arte, un coche, por ejemplo).

El titular del token adquiere un derecho directo sobre el bien mueble o inmueble, que le ha sido enviado a su wallet por medio de la tecnología DLT (distributed ledger technology) como medio para formalizar la transmisión.

Es una forma diferente de realizar compraventas de activos muebles e inmuebles clásicas, ahorrando tiempos, burocracia y costes.

2.- ¿Cómo hacerlo correctamente?

La transmisión de un bien inmueble se rige por unas reglas del Código Civil (llamadas Título y Modo – arts. 609 y 1095 CC). Para hacerlo con blockchain con las máximas garantías para el comprador este es el protocolo a seguir:

A. Emisión del token por parte del vendedor. El vendedor y propietario legítimo del activo offchain (inmueble o mueble) ha de vincular el token digital con el activo offchain y que no haya lugar a dudas de que se refiere a dicho bien. La vinculación es normal que se haga por el registro, donde debe constar junto a la titularidad del bien, que se encuentra tokenizado y en qué plataforma blockchain se ha establecido el token.

B. Circulación del token por la blockchain. Una vez emitido el token por parte del propietario del bien offchain, y con perspectivas de venta, quien lo quiera adquirir consultará al registro para comprobar quien es el titular y en qué blockchain se ha puesto a la venta.

Si en el registro figura una blockchain diferente a la que tenemos conocimiento sobre dicho token, o distinta a la operación que se nos ha ofrecido, indudablemente el token estará duplicado y podemos tener problemas, a la par de que se haya podido vender a más personas el mismo bien y posteriormente no podamos inscribirlo.

C. Protección y registro. Una vez adquirido el token, deberá inscribirse en el registro al nuevo titular, quien podrá decidir seguir transmitiéndolo bien blockchain o modificarlo a la forma clásica. El Registro confiere legalidad, eficacia erga omnes y la posibilidad de alternar la transmisión digital y no digital del activo offchain.

En el Registro, debe constar la plataforma donde se trasmitirá el citado token (y no otra para evitar doble gasto y venta en distintas plataformas), y el código alfanumérico del token que representa al bien inmueble.

Con el uso de la red DLT, se amplían las formas por las que puede transmitir el derecho sobre un bien inmueble. Consultando el registro pueden saber quién es el titular y que está tokenizado. Esta operación, me ha permitido blockchenizar el proceso de transmisión del activo, añadiendo este formato de transmisión de activos a las formas verbales, privadas y públicas.

 5.- Incidentes en la tokenizacion de activos.

Un propietario de un activo fuera de la cadena, genera un token (lo representa digitalmente), pero sigue siendo propietario del activo aunque haya emitido dicho token. Se trata de realidades vinculadas y paralelas, cada uno se mantiene en su realidad hasta la transmisión digital del activo haciendo uso de las claves públicas y privadas.

  1. Riesgo de pérdida de clave privada.Sin embargo, con el uso de las claves privadas corremos el riesgo de su pérdida y de no poder transmitir el bien. También afecta al hecho de las expropiaciones y ejecuciones forzosas, si tenemos el activo registrado como tokenizado, y la Administración no conoce nuestra clave privada, no puede hacer uso del bien en cuestión, no puede expropiarlo, por ejemplo.
    Solo se puede embargar conociendo las claves privadas. No se han conseguido embargar bitcoins, por ejemplo.
  2. Transmisión única por blockchain. Si el token incorpora el derecho real sobre el mismo, la transmisión solo se puede hacer por blockchain.
    Si ha desaparecido el derecho y está en el token solo puedo hacerlo digitalmente, yo ya no puedo vender mi casa con entrega de llaves o notario, tan solo mediante la plataforma DLT.

En conclusión, prescindir del Registro de la Propiedad nos puede traer riesgos legales graves (como el doble gasto). Sin embargo, su uso con blockchain es mucho más sencillo y menos burocrático que en las compraventas tradicionales, lo que se traduce en menos tiempo y costes para nuestra empresa.

Eva Hernández Ramos
Experta en Legal Tech y socia-directora de Alianzas Jurídicas

Contacta con un experto