El magazine Heavy Lift publicaba en su edición de Julio-Agosto un artículo sobre el crecimiento que está experimentando el Sector de la Energía Eólica Marina, favorecido por la creciente inversión en la generación de energía renovable que la mayoría de los gobiernos está impulsando a modo de palanca de recuperación económica tras la pandemia provocada por la Covid-19.

En este sentido, el Consejo Mundial de Energía Eólica apunta un crecimiento en el desarrollo de la capacidad adicional de este tipo de energía hasta el 2025 en Asía-Pacífico y Europa. También prevé un incremento significativo en nuevas instalaciones en América del Norte a partir del 2023.

El artículo del Heavy Lift recoge las principales oportunidades y desafíos a las que se enfrenta el sector logístico y que enumeramos a continuación.

Tamaño de los componentes

El incremento del tamaño y peso de las turbinas eólicas marinas, cimentaciones y estructuras flotantes:

  • Obligará a las ingenierías a procurar una mejor y más rápida alineación y colaboración con promotores y contratistas, a fin de asegurar una logística eficiente.
  • Demandará una logística de transporte más activa, con una mayor variedad de métodos y modos de transporte que provocará un aumento de los costes logísticos en muchos proyectos.
  • Planteará grandes exigencias tanto a los puertos que las manipulan como a los operadores de los buques que realizan el transporte de puerto a puerto, quienes tendrán que ser capaces de proporcionar soluciones de almacenamiento y herramientas de elevación personalizadas.
Capacidad de los puertos

El mayor tamaño de los componentes requerirá:

  • Que los puertos dispongan de espacio y capacidad para la manipulación de carga ultra pesada, así como de instalaciones de almacenamiento y astilleros más grandes.
  • La manipulación de componentes de turbinas eólicas marinas más grandes requerirá invertir en nuevos tipos de equipos para garantizar un flujo logístico eficaz y seguro.

Dado que la infraestructura portuaria de los puertos base de las instalaciones eólicas marinas podrían no dar cabida, tanto a los grandes volúmenes de componentes entrantes como al suministro de éstos a los lugares de instalación, resultará conveniente el establecimiento de centros logísticos para la industria, centrados en la gestión de grandes volúmenes más que en proyectos específicos, desde los cuales se realizará la entrega final a los mercados cercanos.

Infraestructura portuaria

Aunque las infraestructuras portuarias van en general a la zaga del desarrollo de la industria eólica marina, en especial en lo que respecta a las soluciones y al emplazamiento para las construcciones de estructuras flotantes a gran escala (actividad que será cada vez más importante en los próximos años),  cada vez hay un número mayor de puertos en el mundo que están planeando y/o desarrollando instalaciones adicionales orientadas a dar servicio al negocio de este tipo de energía.

Energía flotante marina

Se espera un crecimiento espectacular de la energía eólica flotante en los próximos 30 años. Dependiendo del tipo de tecnología de cimentación flotante que entre en juego, generará oportunidades de negocio para los operadores de grúas pesadas del sector.

Asimismo, el desarrollo de turbinas eólicas flotantes en alta mar ofrecerá nuevas oportunidades de negocio adicionales a los proveedores de elevación de cargas pesadas y a los logísticos de proyectos.

Planificación eficiente

Dado que las estructuras flotantes son enormes, para este tipo de proyectos será imprescindible una planificación y preparación eficaces.

Con independencia del material con el que se fabriquen las turbinas flotantes, se prevé una división del trabajo en el proceso de fabricación de éstas, habitual hoy en día, en grandes subconjuntos envíados por todo el mundo a instalaciones de integración.

Contacta con un experto