4.100 metros cúbicos de carga breakbulk, cerca de 320 toneladas de secciones de cilindros, de unos 10 metros de largo, 3,5 de ancho y 3,5 de alto, con origen de la carga en Turkia y Egipto con destino final Colombia, son algunos de los datos de una operación compleja por el incremento, sobrevenido de manera imprevista, en el número y características de las piezas a cargar.

El barco fletado estaba previsto para una carga inicial de 39 piezas que se incrementaron por necesidades de última hora hasta llegar a las 62 piezas voluminosas y no apilables. Pese a la diferencia se consiguieron estibar 60 de ellas. La operación se complicó con las 2 últimas, de unos 5 metros y medio de ancho y de largo que requerían 60 metros cuadrados extra de espacio de los que el barco no disponía. Además ni el propio barco ni el puerto disponían de los medios adecuados para poder cargarlas a bordo.

La solución vino de la actuación conjunta de Erhardt Proyectos, el agente portuario y el armador. Con el agente portuario se decidió trasladar la carga a la terminal de contenedores del puerto  y emplear la grúa de ésta, evitando así riesgos y demoras en la operación. Con el armador se rehizo el plan de estiba y solicitamos permiso para poder aprovechar los espacios de toda la cubierta y apilar una de las piezas. El cliente requería de la protección de las piezas en cubierta con plástico por lo que nos vimos obligados a contratar a contrarreloj el servicio de embalado en muelle antes de proceder a su estiba.

Conseguimos de este modo, que el barco saliera sin demora y con la totalidad de las piezas cargadas, evitando costes adicionales al cliente y que éste pudiera cumplir con su compromiso de entrega.

La colaboración del equipo de Erhardt Proyectos, cliente y proveedores hizo posible la toma de decisiones adecuadas y con la rapidez que la situación requería.

 

«El estar presente en la operativa de principio a fin, la colaboración de las partes y nuestra experiencia en este tipo de situaciones  fueron, a mi entender, las claves del éxito de la operación», afirma Gonzalo de Isidro, nuestro ingeniero de transporte.

Be where the project is, FIRST es nuestro lema y, una vez más, nos pusimos a prueba en su cumplimiento.

Contacta con un experto